VÉRTIGO – VI

Dar una voltereta hacia atrás y esconderse en el hueco, sin duda era la mejor opción para esquivar la bola y salir con vida de allí, después de recoger la llave de Atlas en lo alto de la cornisa izquierda.

De vuelta a la estructura central, continuábamos hacia la sala de Thor. Allí nos esperaba un nuevo y luminoso peligro que podía acabar con la vida de Lara en cuestión de segundos, y bien se podía decir que cada paso era un suspiro de adrenalina.

Esta sala tenía, nada más entrar, una bola de rayos que caían aleatoriamente en el suelo, por lo que había que escoger el camino correcto para cruzar sin acabar frito. Espero que tengas en mente este nivel para poder acertar la siguiente pregunta, aventurero.

¿Cuál era el camino correcto para cruzar la sala sin morir?

Anuncios