HOGAR, DULCE HOGAR – IV

¡En la sala del frío! Corre, Lara, no te quedes dentro tú también. ¡Salta!

506594049_preview_screenshot_11

Bien, una cosa menos que hacer. ¡Abrígate, Winston, no vayas a resfriarte!

La casa de Lara en Tomb Raider II ocultaba un montón de secretos, y es que podíamos acceder a una sala del tesoro con numerosos cofres dentro. Para ello, sin embargo, debíamos realizar una serie de cosas para conseguir abrir la puerta que nos daba vía libre a la antes mencionada sala.

El truco estaba en pulsar dos interruptores ubicados en distintos puntos de la mansión, para desvelar la puerta oculta, y abrirla. Con todos interruptores que había en la gran casa, podía ser cualquiera.

¿Recuerdas cuáles eran? ¡No olvides seguir el mismo orden!

Anuncios