VÉRTIGO – II

Tres murciélagos. Era mejor asegurarse de matarlos antes de continuar, ya que podían hacer nuestro descenso mucho más duro si nos seguían a través de la estructura.

bats

No eran los únicos que aparecían en la pantalla, así que era mejor echar un ojo de vez en cuando a nuestra espalda, para no correr peligro.

Tras realizar el primer salto hacia el centro, nuestro corazón se aceleraba sin saber muy bien a dónde ir, tan solo viendo diversos caminos que nos conducían a varias salas, concretamente cuatro. Como bien se ha mencionado en la fase anterior, estas salas tenían los nombres de cuatro dioses antiguos, y cada una de ellas poseía el poder de esos dioses.

Para acceder a las salas, tenías que activar una serie de interruptores que abrían los grandes portones que bloqueaban los caminos, repartidos por toda la sala, así como en la estructura central.

¿Cuáles eran los nombres de los dioses?

Anuncios