CANALES DE VENECIA – III

¡En uno de los balcones superiores! Justo en el lugar donde estaba el mercenario que disparaba desde arriba.

key

Esta llave se recogía accediendo al interior del edificio, y subiendo por la escalera vertical que había en una de las esquinas de la sala principal. Al llegar a la azotea, había que romper una ventana para continuar a través de un pasillo, romper otra ventana y saltar por los tejados rojos hasta caer en el balcón.

Así mismo, si continuábamos por el pasillo que había, llegábamos a una sala muy lujosa en la que nos esperaba un dóberman. Esta sala se comunicaba con otro pasillo acristalado en cuyo final había un interruptor.

La sala lujosa tenía varios candelabros a su alrededor.

¿Cuántos eran?

Anuncios